Una vez más, como mil historias en el mundo del poker, el final llegó mediante una mano fatídica. Una bastante cruel. Pero así es el poker y él, más que nadie, lo sabe bien. Por eso, más allá de la bronca, nada tapa su gran actuación: Damián Salas terminó tercero en el WPT Main Event Championship y se llevó más de 814 mil dólares.

El crack argentino, finalista de la WSOP 2017 en Las Vegas, había empezado como chipleader la mesa final del torneo más importante del WPT WOC en partypoker con más de US$10 millones garantizados. Y si bien la peleó durante toda la jornada con mucha paciencia, se terminó despidiendo en el 3-handed en una mano que parecía tener todo para duplicarse y encaminar su lucha por el título.

Al cabo, Salas pagó un all-in preflop con sus últimas 21 ciegas contra el líder de ese momento y posterior campeónPhillip Mighall, quien había puesto todas sus fichas adentro como respuesta al raise original de Damián, que llevaba contra el   del británico. La resolución la pueden ver por ustedes mismos…

Una mano que empezó como un clásico flip pero que terminó en bad beat después de que al turn, Salas tuviera el 95% de ganar con un doble par que quedó completamente obsoleto.

VIDEO | La mano que eliminó a Salas

De esta manera, Salas quedó tercero con un premio de US$814.663, el mejor de su carrera en línea y el segundo mejor de su vida después de lo que había embolsado por su séptimo puesto en el Main Event de la Serie Mundial, hace tres años en Las Vegas.

Si bien la jornada del miércoles el argentino la había comenzado en la cima, tuvo algunos vaivenes aunque nunca sin comprometer demasiado su stack. Recién bajó de las 30 ciegas sobre el final de 4-handed y se mantuvo durante unos 20 minutos con unas 22 ciegas ya cuando quedaban tres jugadores, justo antes de la jugada que terminó por resolverlo todo.

VIDEO | Vuelve a mirar la mesa final completa

El juego prolijo de Salas se destacó en una mesa que vio desfilar a grandísimos jugadores y fue así que logró escalar posiciones y saltar puestos de pagos que le dejaron semejante recompensa. Justo antes que él se despidió Blaz Zervaj por US$552.006, mientras que el brasileño Victor Simionato fue la gran sorpresa al terminar 5°por US$391.257.

Casi en el instante posterior en el que Salas quedó eliminado, su verdugo Phillip Mighall y Teun Mulder llegaron a un rápido acuerdo en el que se dividieron el premio y dejaron US$100k para pelear por el título del WPT Main Event Championship.

Luego siguieron la batalla por conocer al campeón, algo para nada menor, y fue Mighall quien se terminó quedando con el trofeo tras dar vuelta un mano a mano que por un momento se le había vuelto adverso. Finalmente el crack británico volvió de las cenizas, recuperó la confianza y terminó con un premio US$1.550.298, mientras que el holandés facturó US$1.396.968.

El WPT Main Event Championship

—–//—–

Para consultas y atención personalizada en tu idioma contáctate a latam@partypoker.com o a nuestro WhatsApp Call Center al +55 22 99226-5006 de 10:00 a 22:00 BR / 8:00 a 20:00 MX.

¿Aún no tienes cuenta en partypoker? Créate una desde este enlace.

Compartir.

Comments are closed.