Hay momentos en la vida que no se olvidan. Y ganar un torneo de 866 entradas con un pozo de un millón de dólares después de una definición de 17 horas es, sin dudas, uno de ellos. Por eso Enio Bozzano decidió que el triunfo más importante de su carrera debía tener una celebración especial…

Bozzano fue el ganador del Open, el torneo que abrió el partypoker LIVE MILLIONS South America en Río de Janeiro. Por su actuación se llevó más de 700 mil reales y una foto de campeón muy especial junto a sus amigos («Mis hermanos», los define él) Andre Akkari   y Rafael Moraes . Y ayer, justo cuando se cumplió un mes de su hazaña, decidió inmortalizar ese momento con un tatuaje.

En la imagen está él al centro con el trofeo y las cartas ganadores y a cada lado tiene a uno de sus amigos, quienes lo señalan orgullosos de ser los amigos del campeón…

La foto original del triunfo en Río de Janeiro

«En el momento en el que conquisté el título pensé: ‘Esto es histórico, el mejor resultado de mi carrera y lo conseguí rodeado de buenos y verdaderos amigos'», explica Bozzano en diálogo con el blog de partypoker algunas horas después de haberse tatuado la foto de campeón, algo que fue una sorpresa hasta para su esposa…

«Pensé que tenía que hacer algo con ese momento histórico y emocionante y se me vino a la cabeza el tatuaje: no le conté a nadie, ni a mi esposa, así que fue todo una sorpresa. Después de hacérmelo, la llamé y ella primero se asustó porque no sabía nada. También me hice otro en el brazo derecho por mi hijo; ya tenía uno en el brazo izquierdo por mi hija Julia y ahora me hice el de él, que lo completé con este en la espalda. Entonces le mostré a mi esposa y le gustó», cuenta Bozzano.

-¿Y Akkari y Moraes qué te dijeron?

-Andre y Rafael están en el grupo de los mejores amigos que el poker y la vida me dio, son dos grandes personas que admiro mucho, es un placer tenerlos como amigos, me ayudan en varios asuntos técnicos del poker y también en asuntos personales. André es mi hermano, comparto mucho el día a día con él, siempre viajamos juntos, así que cuando los llamé la reacción de los dos fue la misma: ‘¡Estás loco!’, me dijeron. Los dos lloraron en la llamada porque se los mostré directo por video y solo después de eso publiqué la foto en mis redes.

El tatoo, en la espalda de Bozzano

Compartir.

Comments are closed.